Desde hoy, en riesgo de deportación inmigrantes de bajos ingresos en EEUU

Desde hoy, en riesgo de deportación inmigrantes de bajos ingresos en EEUU
*Foto referencial tomada de Internet

A partir de este lunes, a los inmigrantes de bajos ingresos que reciban prestaciones públicas, o que las necesiten a futuro, les negarían la visa o la residencia permanente, aunque hubieran ingresado al país de manera legal.

Esto responde a la nueva “regla de carga pública” del gobierno del presidente Donald Trump —“que favorece a los inmigrantes con recursos que buscan un estatus permanente y deja a los pobres en una posición desventajosa, según analistas y expertos— impedirá que las personas que necesitan cupones de alimentos, asistencia para pagar la vivienda, ingresos del Seguro Social y el Medicaid reciban la tarjeta verde porque los considerarían una carga para el gobierno federal”.

“A partir del 24 de febrero, una familia de cuatro personas tendría que ganar casi el doble —$60,000— para no ser rechazada, en comparación con el límite de ingresos anterior de $32,000, según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos”, explica El Nuevo Herald.

Asimismo, explicó que los asilados, refugiados, víctimas del tráfico de personas y víctimas de la violencia doméstica no se incluyen en la norma de carga pública.

En tanto argumenta que también excluyen a los beneficiarios de la Ley de Ajuste Cubano, la Ley de Alivio a Nicaragüenses y Centroamericanos y la Ley de Justicia de Inmigración para Refugiados Haitianos, así como los que reciben subsidio por bajos ingresos para la Parte D del Medicare. Las mujeres embarazadas y los menores de 21 años también están exentos de la nueva regla.

“Los que corren los mayores riesgos de ser declarados “carga pública” son individuos que tratan de ajustar su estatus a través de un cónyuge o petición familiar, los recién llegados que no tienen una vía a la residencia permanente y los que están bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS)”, señala.