‘En Cuba deberían estar orgullosos de todos los que estamos fuera’, dice basquetbolista cubano

‘En Cuba deberían estar orgullosos de todos los que estamos fuera’, dice basquetbolista cubano

De una familia cubana cuya ascendencia se remonta a Islas Vírgenes es este jugador de Baloncesto profesional quien ha mencionado su sueño de resaltar el quehacer de los baloncestistas de la isla.

En entrevista a Efe, Howard Sant-Ross, el primer jugador cubano en la historia del CSKA Moscú, dice que no tiene ídolos pero que “sigue las estelas de Pedro Chappé y Ruperto Herrera, bronce en Múnich, y la más reciente de Andrés Guibert, el primer cubano en jugar en la NBA”.

Además “aunque nunca ha jugado con la selección nacional cubana, recuerda que dentro y fuera de la isla hay mucho talento”.

“Conozco a dos cubanos jugando en España (Zaragoza y Burgos) y hay otros en Alemania, Bélgica y Francia. Estamos desperdigados. Si nos uniéramos, podríamos hacer ruido. Podría jugar con Cuba, llevar mi talento y ver cómo van las cosas”, señaló.

“En Cuba deberían estar orgullosos de todos los que estamos fuera. Normalmente, después de unos cuantos años nos perdemos. Ya sabes cómo es Cuba. El béisbol es el primer deporte, sin discusión; después, el boxeo, el voleibol y el baloncesto”, dijo lamentándose.

Por ahora el cubano hace crecer la leyenda del talento de la isla: “Es una cosa increíble, el campeón de Europa, un club reconocido en todo el mundo. Que un club así llame a la puerta de un cubano de La Habana es algo inimaginable”, comentó Sant-Ross.